Paula Alejandra Carranza Lopez

¿Por qué es irresponsable y una falacia afirmar que, gracias a la llegada de Donald Trump al poder, las minorías y mujeres han logrado posicionarse por medio del partido demócrata cómo mayoría?

Decir que, gracias a la llegada de la extrema derecha bajo el mando de Donald Trump, fue uno de los detonantes para que en las elecciones parlamentarias estadounidenses se diera un giro radical a la participación de las mujeres y minorías dentro del aparato político norte americano, desconoce e ignora todo el proceso de movilización feminista, movilización LGTBIQ, movilización afroamricana y migratoria. Esta afirmación nos hace retroceder históricamente, e ignorar todas las muertes, marchas, protestas y víctimas de la discriminación, xenofobia y homofobia dentro del contexto norteamericano.

El 6 de Noviembre del año 2018 se llevaron a cabo las elecciones parlamentarias en EEUU, el proceso de elección creo un hito en la historia de las elecciones, luego de que el partido Republicano durante 8 años llevara las mayorías en el parlamento y fuese superado por el partido Demócrata, teniendo en cuenta que gran parte de los electos eran mujeres, indígenas, afroamericanos y miembros de la comunidad LGTBIQ, este suceso corresponde a un giro total a la historia estadounidense pero no es un hecho sorpresivo.

Y no es un hecho sorpresivo, precisamente por todo el proceso de lucha de las mujeres y minorías a través de la historia norteamericana, un claro ejemplo histórico de los anterior es la declaración de Seneca Falls en 1848, en la cual, uno de sus apartados mas famosos menciona que:

Declaración de seneca falls

Ahora vamos a ver … siendo esta una declaración de 1848, gran parte de los derechos por los que lucharon estas mujeres, hombres y minorías se encuentran consagrados en gran parte de la ley y jurisprudencia estadounidense, entre ellos el voto de la mujer, su derechos de participación política y así mismo otorgando derechos esenciales a los indígenas y extranjeros; no significa que la situación de muchos de estos grupos no pueda mejorar o que ya no es necesario cambiar diversas situaciones, por el contrario se tienen muchos retos por delante, pero el hecho de que se afirme que gracias a la llegada de la derecha en cabeza de Dolad Trump al poder se a promovido la participación mas activa de estos grupos en el panorama político es totalmente errado por parte de los medios de comunicación.

Estos movimientos vienen consolidándose por más de 100 años en la esfera social y política, donde se ha generado un cambio sin precedentes a través de la historia, consolidando una lucha por la obtención de derechos y promoviendo una pedagogía de tolerancia y respeto a lo largo del territorio norteamericano y el mundo.

Ejemplo de lo anterior es “la neoyorquina Alexandria Ocasio-Cortez, demócrata latina y de 29 años, y que se ha convertido en la congresista más joven de la historia de EEUU, es un claro símbolo de ese avance (…) Verónica Escobar y Sylvia García comparten el honor de ser las primeras hispanas en representar a Texas en el Congreso, mientras que Debbie Murcasel-Powell, de origen ecuatoriano, dio una de las grandes sorpresas al imponerse a su rival en Florida con más del 50 por ciento de los votos. Ilhan Omar, nacida en Somalia en 1981, y Rashida Tlaib, hija de inmigrantes palestinos, serán las primeras musulmanas en el Congreso” ( El Nuevo Herald, 2018 ). Dentro de los anteriores ejemplos no solo vemos a mujeres que se apropiaron de la escena política, también vemos representantes de migrantes y población LGTBIQ, pero lo importante a resaltar aquí es que ellas no comenzaron su carrera política en el ultimo año o los últimos meses para poder hacer una contraposición al gobierno de Donald Trump y a sus políticas discriminatorias, por el contrario este ha sido un proceso de evolución tanto de la sociedad como de la política Estadounidense.

Lo que si podemos afirmar de la llegada de Donald Trump al poder es que se ha creado un sentimiento revanchista o de protesta en contra de sus políticas, pero de aquí a pensar que su gobierno dio paso a que las mujeres y minorías consolidaran su accionar político, es un atentado contra la historia y toda la lucha por la protección de los derechos humanos, políticos, sociales y económicos de estas poblaciones.

Lo que llega ahora a la coyuntura nacional e internacional, es la percepción de que ahora con una representación activa en el parlamento estadounidense de mujeres y grupos minoritarios, va a existir un gobierno más diverso, una preocupación mas activa de las problemáticas sociales y un avance hacia el cambio de mentalidad y percepción frente a estos grupos que han ido cambiando poco a poco el devenir de la historia global y así mismo un llamado a la tolerancia y acción política.

LEER +
Paula Alejandra Carranza Lopez

LA MALA HORA DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA EN COLOMBIA

Existen muchos mitos, incógnitas e incertidumbre frente a lo que está pasando con el presupuesto de las universidades públicas en el país, ¿será la corrupción? ¿el mal uso de los recursos para la educación? ¿No se ha destinado una cantidad adecuada para la inversión? ¿Se le da más recursos a la guerra? Etc.

Es importante informarse y saber cuál es la razón que, desde el antes del 10 de octubre, diferentes representantes estudiantiles se movilizaran para defender la educación pública, pero ¿ es lo que está pasando? ¿por qué se tienen que movilizar? A través del transcurso de la historia se ha demostrado que la manera más eficaz de sacar a una sociedad de la pobreza es por medio de un sistema educativo de calidad, inversión en tecnología, innovación e investigación, lo anterior permite la movilidad social, creación de capital social y más oportunidades para poblaciones vulnerables, con el objetivo que no caigan en la profesión de la delincuencia y sean vean mejor involucrados en todos los procesos democráticos dentro de su territorio.

Ahora, ¿Por qué los jóvenes colombianos tienen que movilizarse para garantizar un derecho tan básico como  la educación?

Voy a ir atrás en el tiempo, para el año 1992 con la Ley 30, donde es estipulan todos los medios y fuentes de financiación de la educación pública en el país. Nos permitimos citar los artículos 86 y 87 de la mencionada ley:

“Artículo 86. Los presupuestos de las universidades nacionales, departamentales y municipales estarán constituidos por aportes del presupuesto Nacional para funcionamiento e inversión, por los aportes de los entes territoriales, por los recursos y rentas propias de cada institución.

Las universidades estatales u oficiales recibirán anualmente aportes de los presupuestos nacional y de las entidades territoriales, que signifiquen siempre un incremento en pesos constantes, tomando como base los presupuestos de rentas y gastos, vigentes a partir de 1993.

Artículo 87. A partir del sexto año de la vigencia de la presente ley, el Gobierno Nacional incrementará sus aportes para las universidades estatales u oficiales, en un porcentaje no inferior al 30% del incremento real del Producto Interno Bruto.

Este incremento se efectuará en conformidad con los objetivos previstos para el Sistema de Universidades estatales u oficiales y en razón al mejoramiento de la calidad de las instituciones que lo integran.” (Ley 30, 1992)

Lamentablemente dentro de esta ley no se tuvo en cuenta la realidad o el contexto educativo de la nación, entre los años 2002 a 2010 existió una ampliación casi total de la cobertura de la educación básica, media y superior a nivel nacional, lamentablemente la calidad de la educación no mejoró, este se evidencio en el año 2013 cuando salieron las los resultados de la prueba PIS, “de las tres clases de pruebas, el país sacó el peor puntaje en matemáticas: 376 puntos que ubican a Colombia en el puesto 61, y en el ranking general quedó en el puesto 64 compitiendo con países latinoamericanos y los que componen la OCDE , por otra parte, como es lógico, entre más cantidad de estudiantes  ingresan a todo el sistema educativo público, mayor es la cantidad de presupuesto para poder suplir los gastos adicionales, aunque esto estaba “previsto” en   la ley 30, con un incremento anual de mínimo 30% del PIB para los recursos de la educación, en la realidad el incremento anual no supera el 5% del PIB (Ballén, 2015).

Es por ello que de acuerdo a las reformas educativas que se dieron tanto estructurales como de presupuesto, para este año 2018 “se tiene un faltante de 3,2 billones de pesos en funcionamiento y aproximadamente 15 billones en infraestructura” (CASTAÑEDA, 2018), sin mencionar la planta docente,  la cual también cuenta un déficit muy alto a comparación de la cantidad de estudiantes que hoy en día se encuentran haciendo pre grado. El Sistema Universitario Estatal (SUE) menciona que “los aportes de nivel nacional a las universidades públicas pasaron de representar el 73% de los recursos financieros de las instituciones en 1993 a representar solamente el 48 % en el 2016. Es urgente que bajo la consideración de política de Estado se consolide un mecanismo de financiación estable y estructural para la educación superior pública” (CASTAÑEDA, 2018)

El descontento frente a esta situación es tan grande que para el día 10 de octubre se organizó la marcha estudiantil, en protesta al presupuesto asignado a la educación, que solo es de 38 millones, que el gobierno entrante  de Ivan Duque destinará a la educación pública. Esta no fue una marcha como cualquiera, ya que no sólo convocó universidades públicas, sino también de las privadas,que se unieron a esta protesta pacífica para reclamar al gobierno nacional   la importancia de la educación pública y de calidad en el país, no solo porque esta genera un proceso de movilidad social, sino que al largo plazo genera beneficios tanto económicos como sociales al país ya que se crea mayor capital social.

A pesar de que la marcha en general de desarrolló de manera pacífica, algunos manifestantes incurrieron en actos de vandalismo en contra de algunas estaciones de radio, el sistema integrado de transporte y algunas instalaciones públicas; sin embargo, la protesta cautivo a diferentes medios de comunicación y a la ciudadanía en general cuando los mismos estudiantes iban preparados para borrar los daños ocasionados a los bienes públicos. Estos actos demostraron la capacidad de unión, liderazgo e iniciativa que tienen los jóvenes alrededor del país.

La respuesta del gobierno nacional fue casi inmediata, en un inicio de resolvió generar un aumento en el presupuesto de la educación por un monto de 500 mil millones de pesos; pero esta propuesta  no fue suficiente conforme a la exigencia de los estudiantes por lo que se decidió aumentar el presupuesto a un billón de pesos, los cuales serán sacados del Sistema General de Regalias (SGR).

De acuerdo con las exigencias de los estudiantes y el grave déficit presupuestal dentro del sector, los estudiantes esperan que por medio de la movilización se logre aumentar 18 billones al presupuesto, realizando una presión mayor para que el presupuesto de la guerra se pueda reducir conforme aumenta el de educación.  

En conclusión, la educación pública en el país no tiene un futuro muy claro, a pesar de que las movilizaciones persisten, el Ministerio de Hacienda en cabeza de Alberto Carrasquilla dice que no es posible aumentar del presupuesto que promete el presidente Duque, el nuevo programa de “Generación E” que fue el reemplazo de “Ser Pilo Paga” no es claro si la población de jóvenes más vulnerables podrá acceder a la educación superior, ni cómo se va a suplir el déficit presupuestal que dejó Ser Pilo Paga.

Este proceso de movilización estudiantil no puede ser ajeno a la ciudadanía, los Colombianos nos tenemos que comprometer  a gestionar un cambio ya sea desde lo individual hasta lo colectivo. La educación es un tema que atañe no solo a las generaciones actuales si no a la venideras  y si nos queremos dejar de llamar “pais en vía de desarrollo” es necesario tomar lápiz y papel, para generar un cambio de mentalidad fortaleciendo la calidad y el presupuesto de la educación pública.

LEER +
Paula Carranza Lopez

¿AFIANZAMIENTO DE LA DERECHA EN AMÉRICA LATINA?

La llegada de Bolsonaro como presidente a una de las potencias económica y política de América Latina y el mundo deja un gran interrogante frente al futuro de la política dentro del continente. América Latina está tomando el mismo rumbo que muchos países europeos frente a la llegada y consolidación de partidos de derecha y de movimientos nacionalistas.

Una de las principales razones por las que la ciudadanía en países como Chile, Colombia, Argentina y ahora Brasil, usaron su poder por medio del voto para cambiar el rumbo ideológico de cada uno de sus países, con el objetivo de mitigar el descontento generalizado hacia las instituciones y el poder público, debido a diversos escándalos de corrupción.

Un ejemplo claro de lo anterior fueron los escándalos en los que se vio involucrado Michel Temer, avalado por el Partido de los Trabajadores en Brasil, partido que duró en el poder 10 años, donde estuvo “directamente asociado al escándalo de corrupción Lava Jato, que salpicó a las constructoras más grandes de Brasil. Odebrecht fue el caso más sonado. Básicamente, las empresas entregaban sobornos a líderes políticos para obtener contratos con el Estado. Inflaban los precios de los proyectos y así les quedaba dinero para luego repartir en campañas electorales.” (El Espectador , 2017), dejando claro que el caso de Odebrecht no sólo salpicó a políticos en Brasil sino a gran parte de países sudamericanos como Colombia y Ecuador.

“La corrupción es el peor enemigo de las democracias en las Américas, una región que vio caer a un gobernante de derecha en Perú y encarcelar a un expresidente de izquierda en Brasil” (El Espectador, 2018). Los hechos mencionados demuestran la razón del descontento de gran parte de la población y su gran interés por ver un cambio sustancial en la política latinoamericana; es por ello que la elección de Bolsonaro no es una coincidencia, “Bolsonaro , logró capitalizar la decepción y la rabia de una población golpeada por años de recesión, estancamiento y hastio de los escándalos de corrupción que salpicaron a todos los partidos tradicionales.” (Espectador, 2018)

A pesar de que Bolsonaro es “un defensor de la dictadura militar (1964-1985), conocido por sus comentarios ofensivos contra las minorías y sus planes de flexibilizar el porte de armas, ha electrizado esta campaña, marcada por los insultos y las agresiones. (Espectador, 2018), esto no impidió que sus comentarios de odio, racistas, machistas y homofóbicos fueran un obstáculo para su campaña presidencial, por el contrario, su ideología radicalizada y visión económica neoliberal permitieron reconstruir la confianza del pueblo, un poco parecido al caso inglés de Theresa May y en Estados Unidos con Donald Trump.

A pesar de que es una tendencia generalizada alrededor del mundo; también debido por la coyuntura migratoria, económica y social en el continente y el mundo en general, uno de los casos que es una excepción a la regla es el caso de México. Un país sacudido también por casos de corrupción, narcotráfico e inseguridad no era dirigido por políticas o personalidades de izquierda, en el caso de el expresidente Peña Nieto junto con el Partido Revolucionario Institucional que posee una corriente ideológica de centro derecha no obtuvo gran parte de la favorabilidad del pueblo al momento de terminar su mandato presidencial, alcanzando apenas el 18% de aprobación.

Lo anterior incentivó la entrada de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) junto el Movimiento de Regeneración Nacional a la presidencia de los Estados Unidos de México, teniendo en cuenta que su llegada a la presidencia se caracterizó por propuestas muy ligadas a la izquierda, su lema de campaña consistió en la “Cuarta Transformación” donde se instauraron propuestas como “la llamada “Austeridad republicana”, una forma de gobierno aplicada por el expresidente Benito Juárez en el siglo XIX, es también una de las propuestas centrales de López Obrador. Con ella AMLO quiere cancelar privilegios de los funcionarios, acabar con las compras de lujo y reducir los salarios del gobierno.” (BBC, 2018).

Conscientes de las transformaciones ideológicas que han existido en los últimos 3 o 5 años en América Latina, no queda claro cuales son los motivos por los cuales la ciudadanía ha optado en algunos casos por darle su confianza a partidos de izquierda o de derecha, pero uno de los argumentos que puede aclarar este panorama es que la ciudadanía no se guía por una ideología clara, si no por las acciones y la coyuntura que viven los países en temas relacionados con el desarrollo económico, corrupción, desigualdad o justicia social.

Cuando la ciudadanía no ve resultados referentes a las promesas de campaña de cada uno de los candidatos o ven viciadas sus acciones, no importa la ideología del candidato o el partido político al que pertenezca, siempre la opción de voto va a estar dirigida a aquel que proponga una alternativa diferente a la que se está viviendo, por más intolerante u opuesta que sea la idea de cambio, como es la que propuso Bolsonaro durante campaña.

En este orden de ideas, se podría preguntar si ¿existe un desligamiento de la ciudadanía moderna de ideologías tradicional y los partidos políticos? O ¿La política se transforma en función de la coyuntura?, no se puede dar una respuesta concreta a estas preguntas, pero lo que sí se puede resaltar teniendo en cuenta las elecciones presidenciales de diferentes países de América Latina, es que los actos de corrupción por parte de las instituciones públicas y quienes las conforman, están transformando la forma de percibir la política a nivel mundial.

Referencias

BBC. (04 de Octubre de 2018). AMLO: ¿qué es la “Cuarta Transformación” que propone Andrés Manuel López Obrador para México? Obtenido de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-45712329

El Espectador . (19 de Mayo de 2017). El Espectador . Obtenido de La carne podrida del presidente de Brasil:
https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/la-carne-podrida-del-presidente-de-brasil-articulo-694581

El Espectador. (Abril de 2018). El Espectador. Obtenido de La corrupción será el tema central de la Cumbre de las Américas:
https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/la-corrupcion-sera-el-tema-central-de-la-cumbre-de-las-americas-articulo-749588

Espectador, E. (18 de Octubre de 2018). El Espectador . Obtenido de Brasil giró a la derecha y eligió a Bolsonaro como presidente:
https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/brasil-giro-la-derecha-y-eligio-bolsonaro-como-presidente-articulo-820692

LEER +
SeamOS - Andrés Márquez

Los resultados de las elecciones de Congreso: MAQUINARIA Vs OPINIÓN

Después de la contienda electoral del pasado domingo 11 de marzo, ha quedado reconfigurado el Congreso de la República con un panorama bastante difuso para la presidencial que se avecina en el próximo mes de mayo, y que pone a jugar a las diferentes fuerzas y partidos políticos con alianzas que desde ya, empiezan a coger su etapa final y decisiva.

En el Senado claramente los grandes triunfadores son el Partido Cambio Radical y el Partido Alianza Verde. El primero pasó de 9 a 16 escaños, el cual, a pesar de sus cuestionamientos por avales a personas investigadas, sindicadas y/o condenadas, que los ha expuesto en la palestra pública durante los últimos años, en síntesis no se reflejaron en el resultado electoral. Esto denota que en las regiones las maquinarias bien aceitadas siguen funcionando a las mil maravillas.

Por otro lado, “Los Verdes” que pasaron de tener 5 a 10 escaños, de la mano de Mockus, quien parece ser el AVE FÉNIX de la colectividad, con más de 540 mil votos arrastró con varias curules de candidatos que no aparecían en el radar y de quienes se podría decir ¡SE LES APARECIÓ LA VIRGEN!

El gran perdedor en la cámara alta del Congreso es el Partido de la U, que se redujo de 21 curules en 2014 a 14 en 2018. Sin embargo las otras colectividades también redujeron su cantidad de escaños, es el caso del Partido Liberal que pasó de 17 a 14, el Conservador que pasó de 18 a 15 y hasta el Centro Democrático que perdió una, pasando de 20 a 19 curules, con sorpresas de nombres que no estaban en el radar y excongresistas en el pabellón de los quemados como José Obdulio Gaviria, Alfredo Rangel y Everth Bustamante, quienes ratificaron que sus votos son de Uribe.

Así mismo, el Polo Democrático se mantuvo con 5 curules, el Partido MIRA ratificó electoralmente su vigencia en el Senado, manteniendo las 3 curules que habían ganado después del fallo del Consejo de Estado, el cual determinó que en las elecciones de 2014 hubo fraude. Otra novedad es la entrada de las 4 curules obtenidas por la lista de la DECENCIA de Petro. Quienes se quedaron sin escaños fueron los del Partido Opción Ciudadana del polémico “Tuerto Gil”, quienes en 2014 tenían 5 curules.

Senado

Sin duda en la Cámara de Representantes los dos partidos victoriosos son el Centro Democrático y Cambio Radical, los Uribistas pasaron de 19 escaños a 32, creciendo en una tercera parte, mientras que los de Vargas Lleras aumentaron de 16 a 30, casi doblando su representación en la Cámara baja.

Los partidos derrotados en Cámara son: el Partido de la U, los Conservadores y hasta el Partido Liberal; este último, a pesar de seguir siendo la colectividad de mayor representación con 35 curules, perdió 4 escaños; la U resultó ser la más apaleada al pasar de tener 37 a 25 curules; y los Conservadores pierden 6 escaños, quedando con 21 curules.

Otros partidos quedaron representados así: Alianza Verde sumó 3 más y quedaron finalmente con 9, el Polo Democrático perdió una y ahora tiene 2, y el partido MIRA pasó de 3 a 2. Se puede decir que de los partidos con menor representación, las sorpresas estuvieron con Opción Ciudadana, quienes perdieron 4 quedando con sólo 2; la lista de la DECENCIA que incursiona en la Cámara con 2 curules; Libres con 1 sola curul, al igual que la Coalición Alternativa Santandereana AS y MAIS.

Cámara

Bogotá

Ahora bien, la radiografía que arrojó la jornada electoral en Bogotá nos deja con una gran expectativa; y es que sin duda los electores parecen estar tomando cada vez más conciencia e informarse a la hora de votar, y sus decisiones pueden ser producto de la coyuntura con los reveses del gobierno de la ciudad. Ante la coyuntura, que presenta un Concejo en su mayoría gobiernista, que ha aprobado el cupo de endeudamiento, las vigencias futuras y hasta el anhelado Metro, no parece ser suficiente para calar en la ciudadanía, donde, al parecer, las nefastas decisiones de la administración en ciertos temas, como el de las basuras, la Reserva Van Der Hammen o la inseguridad, han marcado la pauta electoral.

Entrando en el detalle hay que ver que de las 18 curules de la capital, el Uribismo capitalino se quedó con 5 y la Alianza Verde sumó 4, en ambos casos sin tener una maquinaria aceitada, (con excepción de Katherine Miranda, esposa del concejal Peñalosista Jorge Torres, que a su vez fue la fórmula de Antanas Mockus, y que logró una muy buena votación).

De la misma manera la lista de la DECENCIA incursionó con 2 curules con una arrolladora votación (casi 80 mil votos) de María José Pizarro, hija del líder natural del M-19 asesinado, Carlos Pizarro. Adicionalmente, es pertinente indicar que partidos como Cambio Radical con 2 escaños y el Liberal con uno -los cuales pertenecen a la coalición de gobierno- parecen no encontrar en la maquinaria una fórmula eficaz en el resultado electoral. Parece ser, que les faltó, acompañar mejor las listas para lograr más curules.

Es así como la vaina política parece estar más candente que nunca y, en vísperas de las elecciones presidenciales, empiezan sonajeros de las posibles alianzas. Por su lado Gustavo Petro, a pesar de sumar más de 2 millones 800 mil votos en la consulta con Caicedo, parece ser la “fea con la que nadie quiere bailar”. Por otro lado, Fajardo, candidato de la Alianza Verde y el Polo, parece estar en coqueteos con De La Calle del liberalismo, pero sin el liberalismo, porque al parecer la gran mayoría de esa colectividad ya estaría muy cercana a Vargas Lleras. Este es el mismo caso para las otras colectividades, puesto que un significativo porcentaje de los Conservadores y del Partido de la U están con Vargas Lleras.

¿Será que tenemos una segunda vuelta como la del 2014, con un candidato por el uribismo y otro de una coalición de distintos partidos? Los resultados nos dirán si aún funcionan las tácticas maquinaristas del pasado o si la política colombiana busca nuevos rumbos desde la opinión de la gente.

… ¡esto quedó como para alquilar balcón!

ANDRÉS MÁRQUEZ
Coordinador diálogo político
SeamOS Democracia Digital

LEER +
SeamOS - David Núñez

¿CÓMO ENTENDER EL ENREDO DE ESTA CAMPAÑA PRESIDENCIAL?

Este año se vienen las elecciones a la presidencia con todos sus cálculos, alianzas e intrigas, por eso SeamOS ha decidido escribir una serie de columnas para que usted, nuestro superhéroe, pueda entender el enredo de estas candidaturas, se informe y salga a las urnas el 27 de mayo del 2018 a elegir conscientemente a aquella persona que tomará las decisiones más importantes para todos los colombianos durante los próximos cuatro años.

En esta ocasión queremos presentar un panorama general de lo que está sucediendo con los candidatos, cuántos son, quiénes van por firmas o por partidos, quienes van a hacer alianzas, de modo que, en medio de esta maraña, usted pueda informarse para entender quién es quién y decidir si alguno de estos personajes lo convence o si es mejor votar en blanco.

cómo llegar a ser candidato presidencial

La fecha límite para inscripción de candidaturas por firmas ya pasó y la Registraduría ya hizo la revisión de las firmas entregadas, a partir de lo cual ha avalado y rechazado algunas de las candidaturas. Así mismo, ya se cumplió el límite para inscribir consultas abiertas entre precandidatos, que se realizarán el mismo día de las elecciones de Congreso, el próximo 11 de marzo. Mientras que la inscripción de candidatos avalados por algún partido político puede realizarse hasta el próximo 9 de marzo, pero todos tienen posibilidad de realizar modificaciones hasta el 16 de marzo, es decir que de acuerdo a los resultados de las consultas y de las elecciones del Congreso, los candidatos podrán realizar alianzas y escoger candidatos vicepresidenciales, por lo cual su voto del 11 de marzo también es muy importante para los presidenciales.

La mayoría de los candidatos para esta elección presidencial se han inscrito por firmas y solo cuatro de los catorce partidos han avalado tres candidatos y una candidata. Sin embargo, la mayoría de los que se han inscrito por firmas, pertenecen a un partido político, por lo que, teniendo en cuenta el gran esfuerzo y costo que implica ponerse a recoger firmas por todo el país, podemos deducir que se trata de una jugada política para desmarcarse de su trayectoria y su partido.

Una opción más para votar es el voto en blanco. Recuerde que si esta opción obtiene más del 50% de los votos, se debe repetir la elección y ninguno de los candidatos actuales podrá volver a participar.

Aquí podrá conocer la situación de cada candidato y de las próximas consultas que se realizarán conjuntamente con la elecciones de congreso el 11 de marzo. Explore, infórmese y vote. No deje de votar, su participación es fundamental para que mejore la política en nuestro país.

LEER +
Seamos

EL PODER DE HACER EL CAMBIO CON UN SOLO CLICK

La era digital cambió el mundo para siempre, cambió la forma de conectarnos con la gente, de hacer negocios y de informarnos. Esto no es fenómeno, es una evolución natural a la que nos hemos adaptado, es la forma de vida de nuestra época.

Y frente a esta evolución, un equipo joven, casi todos con experiencia en asuntos públicos y políticos, con ganas de generar procesos de cambio y transformar la forma de hacer política, nos reunimos para explorar los alcances que tienen las tecnologías de la información y las comunicaciones para irrumpir en el ejercicio político. Si la tecnología ha transformado la manera de hacer mercado, pagar servicios, conseguir pareja o pedir un taxi, ¿podríamos ser capaces de cambiar a los políticos a través de ella? ¿Nos escucharían?

Así nació SeamOS democracia digital, una plataforma tecnológica creada con el propósito de lograr que la ciudadanía recupere la confianza en la democracia representativa, y logre incidir en las decisiones políticas. Hace un mes lanzamos nuestra plataforma como una web app (seamos.co) para comenzar un ejercicio piloto con el Concejo de Bogotá. En la plataforma están las propuestas que trece concejales someterán durante el año en curso, y ya comenzó el ejercicio de votación ciudadana. Cada concejal vinculado a la plataforma firmó un manifiesto en el que pacta su compromiso de hacer valer la decisión de los ciudadanos y de informar periódicamente tanto el estado de la propuesta, como el resultado final.

En el poco tiempo al aire hemos encontrado participación activa y mucha curiosidad de los ciudadanos, aunque todavía algo de desconfianza. ¿Cómo no? Todavía existe reticencia frente a la forma en que los políticos toman las decisiones clave de la ciudad. Pero ¿qué tal si esta plataforma lograra cambiar el curso de las cosas? ¿qué tal que la ciudadanía, con un solo click, cambie el curso de las decisiones que se toman por Bogotá? Hoy la tecnología nos permite tomar las riendas de las decisiones de nuestro país. Es momento de pasar de la indignación a la acción, de dejar de protestar cuando tenemos la oportunidad de lograr un cambio, de hacernos escuchar.

Nuestro objetivo es lograr que esta plataforma sea un inicio para que, entre todos, podamos comenzar a actualizar la democracia. No es necesario que los ciudadanos voten cada cuatro años para elegir a un representante, cuando pueden hacerlo cada vez que lo deseen a través de esta herramienta tecnológica. Esperamos que esta plataforma, construida por ciudadanos para ciudadanos, marque el inicio de la era de la democracia digital en Colombia. Hablemos de democracia digital.

#SeamOSelcambio, hagamos política ciudadana.

LEER +